2/3/07

Una ciudad de Mendoza en guerra con sus pájaros

El post de hoy es especial. Aunque no lo crean hay un municipio del sur de Mnedoza, más precisamene General Alvear, que está en "guerra" con los tordos que han invadido el centro. Como corresponsal del diario donde trabajo me tocó cubrir el tema (de alguna manera cumplí mi sueño de ser corresponsal de guerra jajaja). La nota salió publicada hoy y acá se las presento. Notarán que no pude dejar de lado el humor y la ironía. ¿De qué otra forma podía narrar semejante cosa?

Mendoza
Invasión de tordos en el centro de General Alvear
La plaga se instaló en la arboleda y hace diez días que los empleados municipales le lanzan cada noche bombas de estruendos y bengalas. También regresaron los inefables loros a Cochicó.

GENERAL ALVEAR– Una plaga de tordos ha tomado como su hogar toda la arboleda del centro alvearense, afectando a muchos comerciantes que se la pasan limpiando sus desechos y aguantando el olor. Es por eso que la Municipalidad los está combatiendo con un método tan inusual como polémico: bombas de estruendo y otros tipos de pirotecnia.

El método, ya utilizado el año pasado y también empleado hace tres años por una escuela de Cochicó (distrito alvearense) para espantar loros (que por otra parte han vuelto al lugar), genera adhesiones y también algunos enojos. Es que mientras los vecinos o comerciantes que viven debajo de los árboles más elegidos por estos pájaros ven con agrado el particular combate, hay otros que se enojan por la potencia de las “armas” elegidas para esta guerra que bien podría titularse “Alvear contra los tordos”.

Desde hace varios días a la misma hora una cuadrilla de Servicios Públicos y de Defensa Civil sale al atardecer armada con bombas de estruendo (cuya explosión es de las más fuertes) y algunos tipos de bengalas luminosas que tiran hacia la copa de los árboles. En el caso de las bombas, las hacen explotar al pie del árbol del que se quiere correr a los indeseados visitantes.

Es así que la postal del centro de Alvear a las 8 de la tarde comienza con los municipales poniendo conos en la calle y acordonando la vereda donde está el “objetivo” para que no pase nadie.

“Lo estamos haciendo desde hace 10 días, nosotros preservamos la fauna, lo que hacemos es ahuyentarlos. Estos pájaros producen mucha suciedad, contaminación y los autos no se pueden estacionar debajo”, graficó Antonio Sanchuk, subdirector de Servicios Públicos y encargado de disparar las bombas.

El funcionario agregó que “haciendo esto varios días seguidos los tordos ya no vuelven, ya hemos disminuido un poco su presencia; es el único método que tenemos, porque el ultrasonido es muy oneroso”.

En los primeros minutos de la noche del miércoles, Diario UNO presenció el sistema de combate y también las distintas reacciones de la gente. Algunos estaban de acuerdo por completo y hubo otros que se acercaron a exigir “la resolución por la que se aprobó esto” y otro comerciante de la vereda opuesta a donde se tiró la pirotecnia exigió que “no vuelvan a hacer esto, ni siquiera avisan y ya me han tirado dos veces las cosas de la vidriera”.

A esa hora, el centro de la ciudad estaba colmado de gente caminando. Algunos felicitaban, otros reclamaban y había quienes miraban como no entendiendo nada, siendo los neutrales de esta “guerra” de Alvear contra los tordos.

2 comentarios:

Andrés dijo...

jaja no lo puedo creer par ami e sun honor saber que tenes un blog y justo descubrirlo con la nota de alvear.
esta muy bueno

nos vemos chuky

Meru dijo...

Me hizo reír, pero después me dio pena la gente porque posta, me re daría bronca que me bombardearan los árboles de la nada, y encima a la noche.